Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 marzo 2013 4 14 /03 /marzo /2013 21:45

 

14 de marzo de 2013

 

En octubre del pasado año Diego Santilli, ministro de Ambiente y Espacio Público de C.A.B.A., hizo una declaración poco feliz, en función de su cargo, sobre la invasión de palomas criollas en la ciudad de Buenos Aires, confundiéndolas con palomas torcazas.

Aproveché la oportunidad para hacerle una crítica que respondió en forma bastante coherente.

Me sorprendió que contestara mi nota, ya que habitualmente no suelen responder los numerosos correos que envío…

Ahora me veo en el compromiso de hacer un comentario sobre la desafortunada referencia a la diabetes, su incidencia, y a los factores predisponentes, que hiciera el martes, en el lanzamiento del plan nacional de ciencia, tecnología e innovación, la Presidenta de la Nación… Nobleza obliga!…

Ante todo hay que destacar que, a diferencia de otros países, como la India o el África Subsahariana, en los que la comida escasea y por ende la indigencia es acompañada de desnutrición y caquexia, en el nuestro “la dieta de la pobreza” es abundante en calorías aunque adolece de algunos nutrientes, en especial proteínas, y diversos minerales y vitaminas. Arroz, harina y polenta, entre otros, son muy baratos, por lo que se convierten en la comida habitual de los hogares de bajos recursos, lo que sumado al sedentarismo y la desinformación crea las condiciones ideales para que las enfermedades relacionadas con la obesidad encuentren terreno propicio  para desarrollarse.

Sin entrar en tecnicismos innecesarios, ni hablar de los distintos tipos de diabetes que existen, sí podemos afirmar que cualquiera de ellos tiene un importante componente genético (por ende hereditario), aunque su grado de expresividad (manifestación de la enfermedad), tenga correspondencia con factores relacionados con el estilo de vida como el sobrepeso, la poca actividad física, la ingesta exagerada de alimentos, la relación en la dieta de polisacáridos de absorción rápida y  lenta, etc.

De lo que se deduce que no es precisamente la abundancia de “la dieta de los ricos” la que predispone a la manifestación de la enfermedad sino todo lo contrario. Es en “la gordura de los pobres” donde encuentra mayor posibilidad de expresión!...

También intuí mala información en el número de diabéticos del “mundo”… La cifra de 80 millones referida por la Presidenta es escasa… En 2011 se calculaba en 350 millones, lo que estaría en el 5% de la población total.
En la República Argentina la cifra asciende aproximadamente al 9% de la población total...

De hecho, según la Segunda Encuesta Nacional de Factores de Riesgo para Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación del año 2011: “La prevalencia de diabetes se incrementó de 8,4 a 9,6%. La misma es mayor en mujeres, grupos etarios mayores (Nótese que en el informe está escrito “etáreos”, término no aceptado por el diccionario de la RAE.), personas con menor nivel de ingresos, educación y con cobertura del sector público”

Ahora, si interpretamos en la estadística esgrimida por Cristina Fernández que los 80 millones son sólo los enfermos adinerados, ya que sus palabras textuales fueron:

"hay 80 millones de diabéticos en el mundo, que además tienen alto poder adquisitivo".

También sería mucho mayor el número de diabéticos de “bajo poder adquisitivo”, los que rondarían, según su expresión, los 270 millones!...

Sin entrar en polémicas estériles sobre un tema de poca relevancia, sí sería bueno que sus asesores no le permitan caer en errores sobre temas que no son de la esfera de un jefe de estado, ni la hacen mejor o peor Presidenta, pero que en boca de la oposición se conviertes en motivo de estúpidas chicanas!...

 

Rubén A. Galup

D.N.I. 8.400.925

Compartir este post

Repost 0
Published by Amquack - en Varios
Comenta este artículo

Comentarios